Teléfono: 54 011 4729 0135 | Email: bimont@bimont.com.ar

TURBINAS PARA FRAGUAS


Un ventilador centrifugo está compuesto por un rotor de alabes, que gira dentro de un envolvente o voluta accionado por un motor, tiendo como finalidad el movimiento del aire o de un fluido gaseoso.

En un ventilador centrifugo el aire entra en la zona central del rotor y es empujado por la fuerza centrífuga a través de los alabes hacia la periferia del rotor, saliendo al envolvente que transforma parte de la presión dinámica en presión estática, y lo canaliza hacia la boca de salida. En su funcionamiento modifica la dirección del aire en un ángulo de 90°, ya que el fluido entra por el lateral oído en dirección axial al plano de giro de las aspas y sale al exterior en dirección radial.

Dependiendo de la finalidad y del sistema se puede elegir el modelo más conveniente en términos de eficiencia y ahorra energético.


Diseños y aplicaciones

Los centrífugos utilizados en las fraguas están equipada con rotores de alabes radiales abiertos (Pala recta) de simple entrada, balanceados estática y dinámicamente. Estos le permiten operar con aire limpio o con bajas concentraciones de partículas, en sistemas de baja y media presión, con un caudal bajo.



Materiales y Construcción

Los ventiladores están construidos en fundición de aluminio. Se acoplan a motores de 130Wats a 2800rpm monofásicos o trifásicos, con fijación a través de un brida (B5).